miércoles, 18 de enero de 2017

Nuevo Jerusalén el 17 de enero de 2017.
















Nuevo Jerusalén el 17 de enero de 2017.

Joven herido en el rostro por disparo de arma química del ESMAD.

Por: El (A)guijón.

Los desalojos en el barrio Nuevo Jerusalén comenzaron sin garantías para las 175 familias que serán desalojadas, el Estado encarnado en las alcaldías municipales de Bello y Medellín no tiene una propuesta clara para reubicar a estas familias, solo han brindado un arriendo temporal de “3 meses con posibilidad de prórroga”, una solución en el aire para las familias que desde hace más de 10 años están construyendo su hogar, su casa, gentes que fueron desplazadas y que tampoco tuvieron apoyo o garantías a su llegada a la ciudad. Hoy estos hogares construidos con esfuerzo están siendo convertidos en escombros. 

El pasado jueves 12 de enero a las 5:00 a.m. llegó el escuadrón móvil antidisturbios -ESMAD- con su arsenal de violencia a cumplir con la orden de desalojo, el escuadrón policial comenzó su arremetida sin aún presentarse la luz del día. Con tristeza, rabia y desazón, algunos habitantes respondieron con piedras para defenderse ante las agresiones del escuadrón de la muerte, otros habitantes del barrio se dispusieron a resguardar a niños y ancianos que estaban siendo intoxicados con los gases lacrimógenos. El desalojo estaba programado para las 8:00 a.m. A la llegada del ESMAD aún las viviendas se encontraban habitadas. Este fue el casa de Efren Felipe Sepúlveda que se encontraba en su domicilio, dos días antes se había llevado a sus tres pequeños de 9 meses, 2 y 4 años de edad donde un familiar. El jueves cuando empezó el desalojo, se encontraba transportando sus pertenencias cuando fue impactado en el rostro por un casquete de gas lacrimógeno.

El joven fue llevado de inmediato al centro de Salud del barrio París, después remitido a una clínica en Bello y luego enviado a la Clínica Soma, finalmente remitido a la clínica Antioquia donde se encuentra en recuperación luego de una intervención quirúrgica. Solo después de lo ocurrido, recibió el cheque del arriendo temporal. Efrén se encuentra en recuperación y observación para saber cómo responde la visión ante la cirugía, su padre dice que quedarán secuelas que aún no están establecidas porque deben esperar esta recuperación total, lo que si sabe es que su visión no será normal. Ahora Efrén se encuentra incapacitado y desplazado sin donde ir con su familia. Consideramos inhumana la actuación de la alcaldía municipal de bello y de Medellín quien están impulsando el desalojo sin brindar las garantías a la vida y el bienestar de estas humildes personas habitantes del barrio Nuevo Jerusalén, Este ultraje puede repetirse en los próximos días, pues hasta hoy sólo han desalojado 24 viviendas. 

martes, 17 de enero de 2017

Comunicado #2 sobre la situación en Nueva Jerusalén, Bello

La difícil situación de derechos humanos que se viene presentando en el barrio Nueva Jerusalén del municipio de Bello Antioquia, atenta contra las garantías de permanencia en el territorio y viola los derechos fundamentales de la comunidad. 

Frente a lo presentando el día de hoy 16 de enero de 2017, la Corporación Jurídica Libertad y la Mesa Interbarrial de Desconectados de Servicios Públicos y Vivienda Digna, informamos que:

1- El ESMAD ingresó entre las 7 y 8 de la mañana, rodeando en sector, hasta dirigirse al centro del barrio y de manera violenta agredió a la comunidad de Nueva Jerusalén, lanzando gases lacrimógenos, aturdidoras, golpeando, tumbado puertas de las casas; colocando en riego la salud e integridad física y psicológica de los habitantes

2- Que de los afectados por la brutalidad policial y desmanes cometidos por el ESMAD en su mayoría son niños y adultos mayores.

3- Se detuvo en horas de la mañana al presidente de la Junta de Acción Comunal José Luis Holguín y el integrante de la Comisión de Derechos Humanos de Marcha Patriótica y del Colectivo Lazos de Dignidad Yeison Tabares.

4- Debido a la difícil situación que se presenta y que aún en estos momentos el ESMAD sigue lanzando gases lacrimógenos, no se ha podido precisar el número total de heridos.

5- Por la cantidad de gases lacrimógenos la comunidad decidió concentrar en la cancha del barrio a los niños que allí habitan, en este lugar fueron atacados por el ESMAD. En este momento, después de varios intentos torpedeados por el  accionar del Escuadrón Móvil Antidisturbios, se logró evacuar a los menores hacia la Escuela Nicolás Sierra Sierra, donde se encuentran concentrados, pero aún muchos otros niños siguen dentro del barrio recibiendo los gases y las agresiones de la fuerza pública.

6- Hacemos responsable por las violaciones a los Derechos Humanos cometidas y que se cometan en contra de la comunidad, al Estado colombiano, en especial al alcalde encargado del municipio Bello Jairo Hernán Araque; al Coronel Cuestas, responsable del Distrito 8 de la Policía del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, quien está al mando de las operaciones; al inspector de Policía Sexto del Municipio de Bello, quien se supone debería ser la primera autoridad en la diligencia de desalojo y al día de hoy no ha hecho presencia en el territorio de Nueva Jerusalén; al Secretario de Gestión de Riesgo del municipio de Bello Cesar Arango, quien se ha presentado como el vocero autorizado del alcalde encargado y pese a la reglamentación de estas diligencias quien materialmente está ejerciendo como primera autoridad del desalojo.

7- Hacemos un llamado a Naciones Unidas, Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, Dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Dirección de Derechos Humanos de la Gobernación de Antioquia, Subsecretaria de Derechos Humanos de la Alcaldía de Medellín, Personería de Bello, Defensoría del Pueblo Regional  Antioquia, Procuraduría Regional de Derechos Humanos Antioquia, para que adelanten todas las gestiones pertinentes que logren cesar estas graves violaciones a los derechos humanos de la comunidad de Nueva Jerusalén



viernes, 13 de enero de 2017

Paramilitarismo en 2016: la continuidad de la violencia en la búsqueda de la paz

 Antes de terminar el convulso año 2016 debemos resaltar el protagonismo que han tenido los grupos paramilitares en la continuidad de la guerra en Colombia, el avance del narcotráfico y la persecución, asesinato y desplazamiento del movimiento social; así como su interés en ser reconocidos por el Gobierno y la sociedad como grupos armados beligerantes, con carácter político y fundamento ideológico rebelde. Una contradicción evidente en un conflicto histórico de élites contra pueblos. 

Negociación con los paramilitares
En el 2016 los grupos paramilitares manifestaron su intención de iniciar una negociación política con el Gobierno nacional, exigieron ser tratados como fuerzas insurgentes y buscaron el abandono del uso de las armas. Todo esto a partir del diálogo que se dio entre  las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC- y el gobierno de Juan Manuel Santos. No obstante, el conjunto de diferencias que existe entre la insurgencia y el paramilitarismo desde lo ideológico, territorial y accionar militar, hace que una posible negociación con el Gobierno sea un ex abrupto.

Ahora bien, los atentados y asesinatos a líderes sociales y a la comunidad en general, así como el Paro armado decretado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC- en el mes de marzo, evidencian la naturaleza política de los paramilitares: atacar a las comunidades, las organizaciones sociales, los procesos de restitución de tierras, hostigar a los defensores de derechos humanos, a los estudiantes; violentar las protestas y manifestaciones populares y asediar los territorios, mientras el Estado demuestra ser insuficiente para garantizar la paz.


¿Actor beligerante?
Para consolidar el carácter de beligerante de un grupo armado, según el Derecho Internacional, éste  debe contar con tres elementos mínimos: Dominio territorial; Unidad de mando; Operaciones militares sostenidas y concertadas. Así pues, los paramilitares de las AGC, que en su página oficial declaran que: “Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia son en principio del resultado de un proceso de paz fallido con lo que fueran las Autodefensas Unidas de Colombia -AUC-”, reclaman la posibilidad de negociar con el Gobierno; tal y como lo hicieron las insurgencias cincuentenarias de las FARC y el ELN.

Además de esto, hay evidencias que demuestran que un posible reconocimiento de beligerancia a los paramilitares es un desatino en términos de legalidad y legítimidad. En primer lugar, es cierto que la unidad de mando de las AGC está bajo la comandancia de Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’, pero también es una realidad la relación histórica entre paramilitares y las Fuerzas Armadas y militares del Estado, bajo la comandancia del Presidente de la República, hoy Juan Manuel Santos. De allí que las operaciones militares sostenidas y concertadas por las AGC no estén en contra del Estado sino en contra de la población civil.



martes, 10 de enero de 2017

ASESINAN A COMUNERO MIEMBRO DEL MOVIMIENTO SIN TIERRAS QUINTÍN LAME

El pasado 6 de enero fue asesinado en el corregimiento El Palo, en Cauca, Olmedo Pinto García, comunero e indígena Nasa, que hacía parte del Movimiento de Los Sin Tierra Nietos de Manuel Quintín Lame. Los hechos se dieron sobre las 11:30pm, cuando Olmedo se dirigía hacía su casa y fue abordado por desconocidos que le propiciaron 3 heridas con arma blanca. 

El indígena falleció mientras era trasladado al Hospital de Caloto debido a la gravedad de las heridas. De acuerdo con miembros del Movimiento de Los Sin Tierra Nietos de Manuel Quintín Lame, no se tenía conocimiento de alguna amenaza en contra de Olmedo, sin embargo, afirman que este hecho puede hacer parte de la persecución y estigmatización a esta organización, que ya ha cobrado la vida de varios miembros.

A su vez, en un comunicado de prensa emitido por el Movimiento de Los Sin Tierra Nietos de Manuel Quintín Lame, señalan  “No descartamos que este hecho haga parte de una estrategia de exterminio selectivo a líderes sociales y lo hagan pasar como un caso re riñas y robos”, agregando que “crecen los temores por los casos ocurridos en el Norte del Cauca en donde hay atentados de muerte, amenazan a los líderes y dirigentes sociales pertenecientes a Marcha Patriótica”. Le puede interesar: "Aldemar Parra, líder social del Hatillo, en Cesar, fue asesinado"

Olmedo Pinto era comunero Nasa del resguardo indígena de Huellas, en Caloto Cauca. Además de pertenecer al Movimiento de Los Sin Tierra Nietos de Manuel Quintín Lame, hacía parte de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas (CONPI) y del Movimiento Marcha Patriótica.

Miembros del resguardo Huellas y del MST Nietos de Manuel Quintín Lame, exigen que este hecho no quede en la impunidad, que se encuentre a los culpables de la muerte de Olmedo Pinto y que las respectivas autoridades hagan una investigación profunda sobre este asesinato. Le puede interesar: "Colombia reportó 85 asesinatos contra defensores de DDHH en el 2016"



domingo, 8 de enero de 2017

México 2017: “Los capítulos de Black Mirror se quedaron pálidos”

"¿Qué hubieran hecho ustedes?", preguntó la noche del 5 de enero Enrique Peña Nieto a México en un mensaje nacional sobre la decisión gubernamental de aumentar hasta un 20% el precio de la gasolina de un día para otro. El llamado 'gasolinazo´ ha sido combustible para prender la llama de las protestas a lo largo y ancho de la nación durante seis días seguidos, acaparando la atención de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

Una revuelta no tan silenciosa también ha ocurrido en los teléfonos y las redes sociales de los mexicanos. Información (cierta o no) invadió los muros de Facebook, los timelines de Twitter y los grupos de WhatsApp. Presuntos saqueos, disturbios, intentos de golpe de Estado y abusos de autoridad opacaron las marchas nacionales contra el gasolinazo. En una entrevista con Aristegui Noticias, el Jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció investigaciones de la Polícía Cibernética contra 1.500 cuentas que difundieron el hashtag #SaqueaUnWalmart en Twitter.
“Me llama mucho la atención por la psicosis, pero me llama la atención que se repita en el entorno digital como en las calles”, dice en entrevista para Hipertextual Emilio Saldaña analista de las tecnologías de la información, director ejecutivo de Alternativa Digital y vocero del capítulo de Creative Commons México

“Hace unos años cuando hablábamos de saturación de la información, no teníamos ni idea de lo que hablábamos”, continúa, “lo que vemos ahora es más claro sobre los efectos que puede tener el flujo de información.”
La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó el 6 de enero un total de 380 tiendas saqueadas en los días de protestas. Como resultado de los saqueos y las protestas, 5 personas han muerto y más de 700 han sido detenidas. El conflicto ha escalado tanto que incluso, el director de relaciones con el Gobierno de la ANTAD pidió la intervención del ejército en caso de ser necesario. "Los capítulos de Black Mirror se quedaron pálidos", comenta Saldaña sobre la situación.

Aunque algunos grupos ciudadanos han usado las redes para identificar las cuentas y las personas que han incitado a los saqueos, WhatsApp ha sido el medio definitivo para difundir información (falsa y real).

Recordando a César Roa, luchador de la caña

El 2016 cerró con una noticia que pasó prácticamente desapercibida en los medios, pero que a muchos nos golpeó muy duro. El miércoles 28 de diciembre, el compañero César Augusto Roa Carvajal, iba en su moto por Mosquera, Cundinamarca, cuando a las 10:30pm perdió el control del vehículo y se estrelló contra un poste. Para los medios, era sencillamente uno más de los muertos en esa vía, el cuarto en la semana. Para nosotros el que había muerto era también un compañero excepcional, que había destacado en la lucha de los corteros de caña en el Valle del Cauca en el 2008. 

Cesar nació en Palmira, pero vivió casi toda su vida en Cerrito. Había entrado a trabajar al ingenio Providencia en el 2003, a través de un contratista, desempeñándose en oficios varios: fue alzador de caña, y se desempeñó, sobre todo, como guardavía. Pese a ser oficios varios –o ministra, como les dicen en el sector- participó activamente en las luchas contra los contratistas en los paros de corteros en el 2005 y luego en el 2008 en contra de las Cooperativas de Trabajo Asociado, en aquella histórica y emblemática huelga que fue una auténtica escuela para toda una generación de luchadores. En esos años participó en la formación de la sección de SINALTRAINAL Pradera, la cual tuvo un efímera existencia, disolviéndose hacia el 2011, organización en la cual fue tesorero. Después de la disolución del sindicato y con la arremetida patronal en el sector azucarero, donde se combinó la mecanización con la neutralización de los dirigentes que habían mostrado mayor combatividad, César tuvo múltiples problemas en la empresa, hasta que la abandonó. Es así como terminó en Cundinamarca, en busca de nuevos rumbos.

Su partida, con apenas 34 años, nos priva no solamente de un gran compañero, sino que además, de un depositario de la historia viva de las luchas populares recientes. Quienes lo conocimos, nos sorprendimos siempre de la agudeza de su análisis, de la profundidad de sus conocimientos empíricos y de la firmeza de su convicción, amén de sus cualidades humanas. Las palabras que nos hizo llegar Juan Cambindo, otro gran dirigente de aquel paro de los corteros, resumen un sentir compartido entre quienes lo conocimos:


“Los compañeros que conocimos a César Roa lo recordaremos siempre como ese líder que, con su trabajo silencioso, constante, desinteresado, fue un invaluable aporte para que los corteros de caña fueran conocidos y respetados como personas, no como herramientas desechables que se usa y se botan. Un compañero que a pesar de su juventud demostró, con hechos, tanta madurez en los quehaceres de la lucha. 

Indudablemente, es un golpe muy duro para los que le apostamos a trabajar por un país diferente. La ausencia física del compañero César nos afecta enormemente a todos los que luchamos hombro a hombro junto a él, esperanzados en ver ese nuevo amanecer de libertad, pero estamos convencidos que, donde quiera que se encuentre, puede descansar tranquilo, que los hombres que cumplen un papel como el que asumió el compañero, pueden marcharse tranquilos que por su legado vivirá por siempre.

Un hombre que sin pedir nada a cambio desafió el peligro que implica contradecir al sistema sólo esperando la única recompensa, la de conquistar unas mejores condiciones de vida para los trabajadores de la caña de azúcar y de Colombia. 
Lo más importante de César: buen amigo, buen compañero, excelente ser humano. Descansa en paz hermano, tus hechos demostraron que no pasaste en vano por este mundo.

Hasta la victoria siempre compañero, personas como tú nunca mueren, viven por siempre en cada compañero.”

El paro de los corteros en el Valle del Cauca en el 2008 fue, sin lugar a dudas, un punto de inflexión en las luchas populares de las últimas décadas. Al calor de esa lucha se fraguaron dirigentes extraordinarios, personas cuya calidad humana fue excepcional. No cabe duda que César fue uno de ellos. Desafortunadamente, el sectarismo en los procesos populares, la falta de visión, la incapacidad de la izquierda para renovar liderazgos y para producir liderazgos colectivos al calor de las luchas sociales, la debilidad del sindicalismo, la escasa tradición organizativa en el sector, todos estos elementos conspiraron para que, al poco tiempo, se atomizara y dispersara aquel formidable movimiento de algunos de los trabajadores más explotados y oprimidos del país, enfrentaran a la oligarquía azucarera valluna, la más dinámica, mezquina y arrogante de Colombia. Sin embargo, ningún momento histórico se agota en sí mismo, y las lecciones de ese momento en particular son, o debieran ser, parte de la rica herencia de luchas y resistencias del pueblo trabajador colombiano.

Como una humilde contribución, entrego parte de una entrevista más amplia realizada el año 2015 con César, como parte de un proyecto que estamos adelantando con el profesor Renán Vega Cantor de recuperación de la historia social de los corteros de caña. En ella, Cesar explica en sus propias palabras su trayectoria, la problemática de los corteros de caña y su compromiso vital con la causa de los trabajadores y la construcción de un mundo más justo.